Casa diseño pasivo

Constructoras, Promotoras y Clientes en búsqueda de la Placa Passivhaus

La verdad que después de tantos años, parece que en la sociedad empezamos a tomar conciencia de lo importante que es cuidar y encauzar la situación energética de nuestro entorno donde vivimos. El reciclaje, las energías renovables, la rehabilitación y los niveles de CO2 no son temas ajenos al compromiso de las personas.

En el mundo de la construcción este aspecto es muy importante, la máxima expresión de eficiencia y sostenibilidad energética y calidad del aire interior viene reflejado en la Certificación Passivhaus.

Constructores, promotores, clientes buscan conseguir la placa y certificación passivhaus, una distinción en forma de placa en la fachada. Los compradores, los usuarios de las viviendas, buscan nuevas opciones rentables y más sostenibles y ecológicas. Siendo un detalle cada vez más relevante en su decisión de compra.

El certificado passivhaus es un estándar de construcción de alta eficiencia energética, el más exigente a nivel mundial, nacido en el Passivhaus Institute de Alemania y que cuenta con 25 años de experiencia, con resultados monitorizados y contrastados. De hecho, este centro es el único que emite el certificado, la placa y título de passivhaus designer para los arquitectos. Eso sí, la asesoría y el control se puede hacer también a través de un certificador.

El objetivo es lograr la mínima demanda energética posible al mismo tiempo que se asegura una alta calidad de ambiente interior.

¿Son más caras de construir?

En cuanto al precio, requieren una inversión inicial mayor, pero ese sobrecoste se convierte rápido en ahorro.

La inversión inicial necesaria está en torno a un 8-10% en unifamiliares, aunque estas cifras cada vez se reducen más conforme el mercado está evolucionando existiendo ya ejemplos cercanos al 0%. Una vez puesta en marcha, se consiguen ahorros energéticos en fase de uso que alcanzan hasta el 90% frente a uno convencional, consiguiendo una amortización directa en muy pocos años.

Qué requisitos son necesarios para obtener una certificación Passivhaus

 Los requisitos que debe cumplir son los siguientes, según la Plataforma de Edificación Passivhaus (PEP):

Eficiencia Energetica - Passive House

Demanda para calefacción < 15 kWh/m²/año  

Demanda para refrigeración < 15 kWh/m²/año (para edificios proyectados sin refrigeración activa: frecuencia de sobrecalentamiento >25⁰C < 10% horas). 

Demanda de energía primaria no renovable < 120 kWh/m²/año o demanda de energía primaria renovable < 60 kWh/m²/año). 

-Test de presurización a 50 pascales Blower Door < 0,6 h-1 (renovaciones/hora).

 

Además de estos requisitos directos relativos a la limitación de demanda energética, también se deben cumplir toda una serie de requisitos indirectos relativos al confort del usuario.

El estándar passivhaus no necesariamente conlleva la utilización de energías de fuentes renovables, puesto que se basa en la máxima reducción posible de la demanda del edificio, si bien es totalmente complementario y recomendable.

Existen categorías de certificación en función de la demanda y de la generación de energía renovable in situ:

Classic (sin generación renovable).

Plus (con generación renovable, cubriendo 1,3 veces la demanda, edificio positivo).

Premium (con generación cuatro veces superior a la demanda, edificio positivo).

Los edificios que cumplen con el Estándar Casa Pasiva y los edificios rehabilitados a través del Estándar EnerPHit, son edificios en los que se alcanza, a lo largo de todo el año, unas condiciones interiores de confort con un gasto mínimo de energía.

El Estándar Casa Pasiva deben cumplir rigurosos requerimientos con respecto al diseño, planificación y ejecución. Sujetos a un minucioso control de calidad, los edificios pueden ser certificados de acuerdo con los criterios del estándar energético respectivo, como: